CÓMO TRADUCIR FÁCILMENTE LOS BALANCES DE MI EMPRESA AL INGLÉS

En una economía cada vez más globalizada las posibilidades de que nuestra empresa se relacione con otras empresas operantes en otros mercados es cada vez mayor. En estos últimos años, en los que la crisis ha golpeado profundamente la economía española, han sido cada vez más las empresas que se han abierto a otros mercados, buscando una oportunidad de venta y supervivencia que la economía española no les ofrece. No estamos hablando solo de grandes empresas, cuyos casos de éxito conocemos sobradamente a través de los medios de comunicación, sino también de medianas y pequeñas empresas que encuentran en nuevos mercados su «salvación» y una oportunidad de crecimiento.

Muchas de estas empresas cuentan con una estructura pequeña, siendo uno de sus problemas la escasez de recursos financieros que puede destinar a la elaboración de elementos de marketing que pueden abrir la empresa a potenciales clientes, proveedores e inversores. Las grandes empresas, dentro de sus «Dossiers de Empresa» suelen incluir la información relativa a sus balances, y es que no hay mejor manera de despertar el interés de distribuidores e inversores que presentar con trasparencia la salud financiera de la empresa. Poco importa el tamaño, diversidad de productos, número total de empleados o de clientes, que si la salud financiera de la empresa no es buena todo lo demás pasa a un segundo plano, ya que la supervivencia de la empresa puede estar comprometida a corto o medio plazo.

La presentación de esos informes financieros en otros idiomas suele estar limitada a las grandes empresas, no porque para las pymes no sea necesaria esta muestra de transparencia, sino porque el acceso limitado a recursos financieros en elementos de marketing hace que la empresa tenga otras prioridades, y no se plantee, o no se pueda permitir, contratar a un traductor para traducir el balance de su empresa.

Una pyme puede conseguir una traducción automática al inglés de sus estados financieros utilizando versiones gratuitas de programas de contabilidad en lengua inglesa. Puede conseguirse esto mismo más fácilmente con la versión «Plus de Contaone», que incluye el acceso a los contenidos en inglés del PGC y del PGCPYMES. Para ello, basta incorporar en español el balance de sumas y saldos previo a la regularización a nivel de cuentas y de forma automática se obtiene en inglés el balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias y el estado de cambios de patrimonio.

foto
RECOMENDADO PARA
  • ESTUDIANTES DE FORMACIÓN PROFESIONAL
  • ESTUDIANTES DE CONTABILIDAD FINANCIERA
  • PROFESIONALES DEL CAMPO ADMINISTRATIVO
APRENDE CONTABILIDAD ONLINE

Los comentarios están cerrados.

¿AÚN NO CONOCES CONTAONE?
RESUELVE TUS DUDAS CONTABLES RÁPIDAMENTE, ¡OPTIMIZA TU TIEMPO!

Planes contables desarrollados y explicados, ejemplos prácticos con solución, normativa contable aplicada, simuladores contables